El gobernador de Nayarit denunció que la ayuda inmediata que le asignó el Fonden es otorgada a cuentagotas. A un mes del paso del huracán “Willa” por Nayarit, la crisis continúa en esta entidad, ya que la ayuda que los damnificados han recibido no sido suficiente.

Unos cien mil habitantes resultaron afectados por las inundaciones que el fenómeno meteorológico dejó, quienes desesperados iniciaron a tomar medidas, pues consideran que las autoridades los han abandonado. 



Desde hace una semana, los damnificados por el huracán tomaron el control de la caseta de peaje de la autopista Tepic-Mazatlán, en donde cobran a los conductores la tarifa, aunque por debajo de la normal. “Hay una manta que dice ‘Peña Nieto’ y pertenecemos a México también”, comentó Laura López, activista de esta entidad, informó Noticieros Televisa.



Con el dinero que recaudan en la caseta han comprado estufas, refrigeradores, camas y otros muebles para regalarlos a familias que perdieron sus casas en los municipios de Tuxpan y Rosamorada, después de que se desbordó el río San Pedro.

Ante estas acciones, el gobierno estatal indicó que inicialmente necesita de unos 800 millones de pesos para apoyar a los más de 100 mil damnificados quienes perdieron todo, pero, aseguró, que no cuenta con estos recursos.

“El gobierno está prácticamente tronado, quebrado, en bancarrota, a tal grado que no tenemos ya en este momento para pagar la próxima quincena en el estado de Nayarit”, informó Antonio Echevarría, gobernador de Nayarit.

El pasado lunes,  Echevarría denunció que los 389 millones de ayuda inmediata que le asignó El Fondo Nacional para el Desarrollo Nacional (Fonden) son otorgados a cuentagotas por autoridades federales.
Vía: Mientras tanto en México

Tras 1 mes del incidente, 150 mil damnificados en Nayarit no han recibido ayuda del gobierno; prefieren apoyar a los migrantes centroamericanos



El gobernador de Nayarit denunció que la ayuda inmediata que le asignó el Fonden es otorgada a cuentagotas. A un mes del paso del huracán “Willa” por Nayarit, la crisis continúa en esta entidad, ya que la ayuda que los damnificados han recibido no sido suficiente.

Unos cien mil habitantes resultaron afectados por las inundaciones que el fenómeno meteorológico dejó, quienes desesperados iniciaron a tomar medidas, pues consideran que las autoridades los han abandonado. 



Desde hace una semana, los damnificados por el huracán tomaron el control de la caseta de peaje de la autopista Tepic-Mazatlán, en donde cobran a los conductores la tarifa, aunque por debajo de la normal. “Hay una manta que dice ‘Peña Nieto’ y pertenecemos a México también”, comentó Laura López, activista de esta entidad, informó Noticieros Televisa.



Con el dinero que recaudan en la caseta han comprado estufas, refrigeradores, camas y otros muebles para regalarlos a familias que perdieron sus casas en los municipios de Tuxpan y Rosamorada, después de que se desbordó el río San Pedro.

Ante estas acciones, el gobierno estatal indicó que inicialmente necesita de unos 800 millones de pesos para apoyar a los más de 100 mil damnificados quienes perdieron todo, pero, aseguró, que no cuenta con estos recursos.

“El gobierno está prácticamente tronado, quebrado, en bancarrota, a tal grado que no tenemos ya en este momento para pagar la próxima quincena en el estado de Nayarit”, informó Antonio Echevarría, gobernador de Nayarit.

El pasado lunes,  Echevarría denunció que los 389 millones de ayuda inmediata que le asignó El Fondo Nacional para el Desarrollo Nacional (Fonden) son otorgados a cuentagotas por autoridades federales.
Vía: Mientras tanto en México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario