El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) confirmó que son más mil 700 indígenas tzotziles los que fueron desplazados de manera forzada el pasado 7 de noviembre de la comunidad de Chavajebal, municipio de El Bosque y que viven en una situación de emergencia por falta de víveres y cobijas para enfrentar el frío de la temporada.



El Frayba exigió hoy al gobierno estatal proporcione ayuda humanitaria a cada una de las personas, y garantice su integridad y retorno en condiciones óptimas de seguridad.

El desplazamiento sucedió mientras se realizaba una asamblea comunitaria. Las personas escucharon disparos y decidieron irse de la comunidad por temor a ser heridos, según relata el comunicado.



“Las personas concentradas se dispersaron buscando refugio. Ante rumores de agresiones armadas, en el transcurso de esa noche se desplazaron forzadamente buscando senderos hacia la cabecera municipal, otras comunidades y hacia la montaña” informó el Frayba.

Familias rotas
Por su parte, la parroquia de El Bosque indicó que varios desplazados de Chavajebal están dispersos en comunidades de los municipios de Chalchihuitán, Simojovel e incluso en San Cristóbal de Las Casas.

“Hay familias separadas que siguen buscándose y continúan llegando a los lugares de refugio” expresaron.

Una comisión de la Pastoral Social de la Diócesis de San Cristóbal, informó que el 10 de noviembre visitó la comunidad de Chavajebal, de donde unas 50 personas no habían podido salir, entre ellas ancianas y ancianos. Esas familias ya se desplazaron también a la cabecera de El Bosque. Además, fue hallada una persona muerta.

El 12 de noviembre, el Frayba documentó que en las montañas continuaban cerca de 500 personas desplazadas sin abrigo, techo, ni medicamentos, en su mayoría mujeres con sus hijos.
Además, entre las mujeres hay cuatro embarazadas y el bebé de una de ellas nació en la montaña. El Frayba también halló dos niños solos y dos personas de 80 años.

Durante un recorrido por la comunidad de Chavajebal, el 12 de noviembre, el Frayba constató que las casas se encuentran abandonadas sin daño alguno, en los corrales algunos animales han muerto y no hay registro de saqueos.
Con información de Red Informativo. 

Indígenas de Chiapas necesitan ayuda urgente, el gobierno prefiere ayudar a los migrantes.



El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) confirmó que son más mil 700 indígenas tzotziles los que fueron desplazados de manera forzada el pasado 7 de noviembre de la comunidad de Chavajebal, municipio de El Bosque y que viven en una situación de emergencia por falta de víveres y cobijas para enfrentar el frío de la temporada.



El Frayba exigió hoy al gobierno estatal proporcione ayuda humanitaria a cada una de las personas, y garantice su integridad y retorno en condiciones óptimas de seguridad.

El desplazamiento sucedió mientras se realizaba una asamblea comunitaria. Las personas escucharon disparos y decidieron irse de la comunidad por temor a ser heridos, según relata el comunicado.



“Las personas concentradas se dispersaron buscando refugio. Ante rumores de agresiones armadas, en el transcurso de esa noche se desplazaron forzadamente buscando senderos hacia la cabecera municipal, otras comunidades y hacia la montaña” informó el Frayba.

Familias rotas
Por su parte, la parroquia de El Bosque indicó que varios desplazados de Chavajebal están dispersos en comunidades de los municipios de Chalchihuitán, Simojovel e incluso en San Cristóbal de Las Casas.

“Hay familias separadas que siguen buscándose y continúan llegando a los lugares de refugio” expresaron.

Una comisión de la Pastoral Social de la Diócesis de San Cristóbal, informó que el 10 de noviembre visitó la comunidad de Chavajebal, de donde unas 50 personas no habían podido salir, entre ellas ancianas y ancianos. Esas familias ya se desplazaron también a la cabecera de El Bosque. Además, fue hallada una persona muerta.

El 12 de noviembre, el Frayba documentó que en las montañas continuaban cerca de 500 personas desplazadas sin abrigo, techo, ni medicamentos, en su mayoría mujeres con sus hijos.
Además, entre las mujeres hay cuatro embarazadas y el bebé de una de ellas nació en la montaña. El Frayba también halló dos niños solos y dos personas de 80 años.

Durante un recorrido por la comunidad de Chavajebal, el 12 de noviembre, el Frayba constató que las casas se encuentran abandonadas sin daño alguno, en los corrales algunos animales han muerto y no hay registro de saqueos.
Con información de Red Informativo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario