Jesús Esquivel, corresponsal de la revista Proceso en Washington, reportó para Aristegui Noticias que las imputaciones que hizo la defensa de Joaquín Guzmán Loera contra el expresidente Felipe Calderón y el actual mandatario, Enrique Peña Nieto, por presuntamente haber recibido millones de dólares de sobornos del Cártel de Sinaloa, serán comprobadas con pruebas irrefutables, de acuerdo a lo que aseguró el abogado del capo frente al juez que previamente lo había amonestado.



El día martes se dio a conocer que el abogado del capo declaró en la Corte de Nueva York que el El Chapo había entregado sobornos millonarios a Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa a cambio de permitir al Cártel de Sinaloa operar libremente en el trasiego de droga hacia Estados Unidos. 



Las reacciones al dicho no se dejaron esperar. Por una parte, la oposición histórica a estos dos personajes, FCH y EPN, recibió la noticia exigiendo la acción de la autoridad mexicana en contra de ellos. Por otra parte, la prensa “chayotera” estableció un cerco informativo ante el hecho y no lo reportó en sus espacios de prensa. Finalmente, tanto Calderón como Peña Nieto se pronunciaron ante los hechos y negaron cualquier vínculo con el Cártel de Sinaloa. 

Lo que queda claro es que a lo largo del juicio del Chapo Guzmán habrán de develarse muchos secretos que tienen su origen en la relación que hay entre el narcotráfico y la clase política mexicana. No se puede explicar el poder y riqueza de los cárteles mexicanos sin la anuencia, permiso o complicidad de las autoridades en la operación de los mismos. 

Asimismo, finalmente,  o cabe duda que pase lo que pase con El Chapo Guzmán, en EU se abrirán carpetas de investigación para develar la intromisión y responsabilidad de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto en el trasiego de drogas hacia Estados Unidos.
Vía: noticiaszmg.com

Abogado de “El Chapo” promete presentar pruebas de que EPN y FCH recibieron dinero del narco.



Jesús Esquivel, corresponsal de la revista Proceso en Washington, reportó para Aristegui Noticias que las imputaciones que hizo la defensa de Joaquín Guzmán Loera contra el expresidente Felipe Calderón y el actual mandatario, Enrique Peña Nieto, por presuntamente haber recibido millones de dólares de sobornos del Cártel de Sinaloa, serán comprobadas con pruebas irrefutables, de acuerdo a lo que aseguró el abogado del capo frente al juez que previamente lo había amonestado.



El día martes se dio a conocer que el abogado del capo declaró en la Corte de Nueva York que el El Chapo había entregado sobornos millonarios a Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa a cambio de permitir al Cártel de Sinaloa operar libremente en el trasiego de droga hacia Estados Unidos. 



Las reacciones al dicho no se dejaron esperar. Por una parte, la oposición histórica a estos dos personajes, FCH y EPN, recibió la noticia exigiendo la acción de la autoridad mexicana en contra de ellos. Por otra parte, la prensa “chayotera” estableció un cerco informativo ante el hecho y no lo reportó en sus espacios de prensa. Finalmente, tanto Calderón como Peña Nieto se pronunciaron ante los hechos y negaron cualquier vínculo con el Cártel de Sinaloa. 

Lo que queda claro es que a lo largo del juicio del Chapo Guzmán habrán de develarse muchos secretos que tienen su origen en la relación que hay entre el narcotráfico y la clase política mexicana. No se puede explicar el poder y riqueza de los cárteles mexicanos sin la anuencia, permiso o complicidad de las autoridades en la operación de los mismos. 

Asimismo, finalmente,  o cabe duda que pase lo que pase con El Chapo Guzmán, en EU se abrirán carpetas de investigación para develar la intromisión y responsabilidad de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto en el trasiego de drogas hacia Estados Unidos.
Vía: noticiaszmg.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario