El exsacerdote Alberto Athié pidió al cardenal emérito Norberto Rivera, una explicación sobre los guardias armados en su casa. “La sociedad exige una explicación de por qué un arzobispo emérito tiene guardias armados en su residencia. Esto es algo que nos causa mucha sorpresa”, señala Athié.

Y agrega: “Norberto Rivera nos debe esa explicación. Lo mismo la arquidiócesis primada de México, ya que existe la posibilidad de que estos guardias sean pagados por la propia arquidiócesis, ahora a cargo del cardenal Carlos Aguiar Retes, el sucesor de Norberto”



El exsacerdote se pregunta: “¿Por qué requiere el cardenal de la custodia de elementos policiacos armados? ¿Cuántos son? ¿a qué le teme el cardenal? ¿de quién se está cuidando? ¿Quién le está pagando a estos guardias?”.

Asimismo, considera Athié “muy grave y un caso extremo de violencia”, el que un grupo armado haya ido hasta la casa del cardenal y asesinado ahí mismo a uno de sus guardias de seguridad.



“¿Fue un acto de venganza contra el cardenal? ¿fue una especie de aviso? No lo sabemos. La procuraduría capitalina debe investigar a fondo y darnos una explicación satisfactoria”, dice Athié.

Mientras tanto, el representante legal de la agrupación de Comerciantes Emiliano Zapata, Francisco Rivas, ha denunciado al cardenal por lucrar con el culto guadalupano, también le exige a la procuraduría que investigue a fondo este caso.

“Norberto Rivera se fue de la arquidiócesis de México dejando varias cuentas pendientes. Cometió varios ilícitos con la construcción de la Plaza Mariana, un negocio multimillonario en el atrio de la basílica de Guadalupe y que afectó a mucha gente”, dice el abogado, entrevistado por Apro.

Cabe mencionar que tan solo los 250 locatarios que están en la agrupación de comerciantes de la zona de Villa, fueron desalojados violentamente por la policía para que Rivera Carrera construyera en sus terrenos la Plaza Mariana, en alianza con el empresario Carlos Slim.

Y otro de los grandes negocios del cardenal fue vender el copy right de la imagen guadalupana a la empresa trasnacional estadunidense Viotran, una venta ilegal que también provocó protestas.

Para el abogado Francisco Rivas y al exsacerdote Athié, piden que se esclarezca el motivo por el cual un arzobispo en retiro, ya jubilado, tiene una escolta armada en su casa.
Con información de Nación Unida. 

Norberto Rivera vendió el copyright de la Virgen de Guadalupe.



El exsacerdote Alberto Athié pidió al cardenal emérito Norberto Rivera, una explicación sobre los guardias armados en su casa. “La sociedad exige una explicación de por qué un arzobispo emérito tiene guardias armados en su residencia. Esto es algo que nos causa mucha sorpresa”, señala Athié.

Y agrega: “Norberto Rivera nos debe esa explicación. Lo mismo la arquidiócesis primada de México, ya que existe la posibilidad de que estos guardias sean pagados por la propia arquidiócesis, ahora a cargo del cardenal Carlos Aguiar Retes, el sucesor de Norberto”



El exsacerdote se pregunta: “¿Por qué requiere el cardenal de la custodia de elementos policiacos armados? ¿Cuántos son? ¿a qué le teme el cardenal? ¿de quién se está cuidando? ¿Quién le está pagando a estos guardias?”.

Asimismo, considera Athié “muy grave y un caso extremo de violencia”, el que un grupo armado haya ido hasta la casa del cardenal y asesinado ahí mismo a uno de sus guardias de seguridad.



“¿Fue un acto de venganza contra el cardenal? ¿fue una especie de aviso? No lo sabemos. La procuraduría capitalina debe investigar a fondo y darnos una explicación satisfactoria”, dice Athié.

Mientras tanto, el representante legal de la agrupación de Comerciantes Emiliano Zapata, Francisco Rivas, ha denunciado al cardenal por lucrar con el culto guadalupano, también le exige a la procuraduría que investigue a fondo este caso.

“Norberto Rivera se fue de la arquidiócesis de México dejando varias cuentas pendientes. Cometió varios ilícitos con la construcción de la Plaza Mariana, un negocio multimillonario en el atrio de la basílica de Guadalupe y que afectó a mucha gente”, dice el abogado, entrevistado por Apro.

Cabe mencionar que tan solo los 250 locatarios que están en la agrupación de comerciantes de la zona de Villa, fueron desalojados violentamente por la policía para que Rivera Carrera construyera en sus terrenos la Plaza Mariana, en alianza con el empresario Carlos Slim.

Y otro de los grandes negocios del cardenal fue vender el copy right de la imagen guadalupana a la empresa trasnacional estadunidense Viotran, una venta ilegal que también provocó protestas.

Para el abogado Francisco Rivas y al exsacerdote Athié, piden que se esclarezca el motivo por el cual un arzobispo en retiro, ya jubilado, tiene una escolta armada en su casa.
Con información de Nación Unida. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario