El presidente mexicano Enrique Peña Nieto ha aclarado que los rumores que afirmaban que enfrentaba problemas en su matrimonio son falsos. El mandatario, por el contrario, destacó en una entrevista que su esposa, la actriz Angélica Rivera, había mostrado "valentía y entereza" durante el escándalo de La Casa Blanca, la millonaria operación inmobiliaria que involucró a su mujer con uno de los empresarios más favorecidos por el Gobierno de México.



¿Hubo tensión entre la pareja presidencial de México?

Peña Nieto reconoció que uno de los escándalos como el de La Casa Blanca provocó "momentos difíciles" en su hogar y que "afectó el ánimo familiar". El escándalo se desató después de que una investigación periodística, realizada por el equipo de investigación de la periodista Carmen Aristegui, descubriera que Rivera estaba comprando una lujosa mansión construida por una inmobiliaria propiedad de Juan Armando Hinojosa, dueño de Grupo Higa. 



El mandatario incluso comentó que no había imaginado que la compra de su esposa podría provocar un escándalo. "Me parece que el asunto cobró una dimensión, honestamente, inesperada", dijo. "Yo no hubiese imaginado que mi esposa, producto de su trabajo, de forma yo creo que muy legítima, hubiese adquirido una propiedad, y de quien la adquirió [...] hubiese despertado la suspicacia de un conflicto de interés. Debo reconocer que quizá ése fue un error".

El mandatario salió al paso de los rumores que insisten que hay un distanciamiento en la pareja presidencial por algunos gestos (como retirar la mano durante la visita oficial de los Reyes de España o dejarla atrás en la gira presidencial en Francia) son falsos y enfatizó que los vídeos habían sido sacados de contexto. "Nuestro matrimonio está perfectamente bien".

También menciono que su esposa es una gran mujer y que lo ha ayudado mucho a lo largo de su carrera, incluso menciono que su esposa podría ser una buena presidenta incluso mejor que él

Mi esposa podría ser una buena presidenta incluso mejor que yo: Enrique Peña Nieto



El presidente mexicano Enrique Peña Nieto ha aclarado que los rumores que afirmaban que enfrentaba problemas en su matrimonio son falsos. El mandatario, por el contrario, destacó en una entrevista que su esposa, la actriz Angélica Rivera, había mostrado "valentía y entereza" durante el escándalo de La Casa Blanca, la millonaria operación inmobiliaria que involucró a su mujer con uno de los empresarios más favorecidos por el Gobierno de México.



¿Hubo tensión entre la pareja presidencial de México?

Peña Nieto reconoció que uno de los escándalos como el de La Casa Blanca provocó "momentos difíciles" en su hogar y que "afectó el ánimo familiar". El escándalo se desató después de que una investigación periodística, realizada por el equipo de investigación de la periodista Carmen Aristegui, descubriera que Rivera estaba comprando una lujosa mansión construida por una inmobiliaria propiedad de Juan Armando Hinojosa, dueño de Grupo Higa. 



El mandatario incluso comentó que no había imaginado que la compra de su esposa podría provocar un escándalo. "Me parece que el asunto cobró una dimensión, honestamente, inesperada", dijo. "Yo no hubiese imaginado que mi esposa, producto de su trabajo, de forma yo creo que muy legítima, hubiese adquirido una propiedad, y de quien la adquirió [...] hubiese despertado la suspicacia de un conflicto de interés. Debo reconocer que quizá ése fue un error".

El mandatario salió al paso de los rumores que insisten que hay un distanciamiento en la pareja presidencial por algunos gestos (como retirar la mano durante la visita oficial de los Reyes de España o dejarla atrás en la gira presidencial en Francia) son falsos y enfatizó que los vídeos habían sido sacados de contexto. "Nuestro matrimonio está perfectamente bien".

También menciono que su esposa es una gran mujer y que lo ha ayudado mucho a lo largo de su carrera, incluso menciono que su esposa podría ser una buena presidenta incluso mejor que él

No hay comentarios.:

Publicar un comentario