Ante la finalización del sexenio de Enrique Peña Nieto ha comenzado a verse un fenómeno que está impactando de manera directa las finanzas públicas del país. Esto tiene qué ver con las liquidaciones masivas que las dependencias federales están realizando a empleados de confianza.

Esta situación, se presume, la realizan en este momento debido a que los empleados se liquidarían con el sueldo y prestaciones de este momento; sin embargo, si lo hacen una vez que el sexenio a cabo, bajo la administración de Andrés Manuel López Obrador, la liquidación que obtendrían sería por mucho menor.  



Luego de las elecciones del 2 de julio comenzó el proceso de liquidaciones en el gobierno de Peña Nieto, en aquél momento el vocero de la presidencia, Eduardo Sánchez, informó que había comenzado la liquidación de personal eventual contratado para "tareas específicas".

“Ocurre en todos los términos de sexenio, todo el personal eventual que fue contratado para tareas muy específicas, con esa calidad de eventual, habrá de irse finiquitando”, informó Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia.


Explicó que esta es una manera de apoyar a la próxima gestión federal “a efecto de que la estructura de gobierno que se reciba en la próxima administración sea específicamente la que se requiere exclusivamente para un arranque de gobierno”, detalló el funcionario de la residencia de Los Pinos. 

Sin embargo, las liquidaciones que en estos momentos se están llevando a cabo tanto en el Gobierno Federal como en los órganos autónomos, así como en los poderes Legislativo y Judicial, son millonarias y están teniendo un efecto claro ya en las finanzas públicas del país.
Con información de: noticiaszmg.com

Gobierno de Peña paga liquidaciones millonarias antes de que dé inicio sexenio de AMLO



Ante la finalización del sexenio de Enrique Peña Nieto ha comenzado a verse un fenómeno que está impactando de manera directa las finanzas públicas del país. Esto tiene qué ver con las liquidaciones masivas que las dependencias federales están realizando a empleados de confianza.

Esta situación, se presume, la realizan en este momento debido a que los empleados se liquidarían con el sueldo y prestaciones de este momento; sin embargo, si lo hacen una vez que el sexenio a cabo, bajo la administración de Andrés Manuel López Obrador, la liquidación que obtendrían sería por mucho menor.  



Luego de las elecciones del 2 de julio comenzó el proceso de liquidaciones en el gobierno de Peña Nieto, en aquél momento el vocero de la presidencia, Eduardo Sánchez, informó que había comenzado la liquidación de personal eventual contratado para "tareas específicas".

“Ocurre en todos los términos de sexenio, todo el personal eventual que fue contratado para tareas muy específicas, con esa calidad de eventual, habrá de irse finiquitando”, informó Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia.


Explicó que esta es una manera de apoyar a la próxima gestión federal “a efecto de que la estructura de gobierno que se reciba en la próxima administración sea específicamente la que se requiere exclusivamente para un arranque de gobierno”, detalló el funcionario de la residencia de Los Pinos. 

Sin embargo, las liquidaciones que en estos momentos se están llevando a cabo tanto en el Gobierno Federal como en los órganos autónomos, así como en los poderes Legislativo y Judicial, son millonarias y están teniendo un efecto claro ya en las finanzas públicas del país.
Con información de: noticiaszmg.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario