Jesús Javier Ramos Arreola, opositor a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), fue asesinado el viernes en su domicilio ubicado en Tlalmanalco, Estado de México. 

Según la información difundida por el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, el defensor recibió un disparo en la cabeza al abrir la puerta de su casa.



“El activista, de 59 años de edad, era uno de los opositores a la Mina del Tenayo, proyecto que explota el cerro (del mismo nombre) y extrae materiales rocosos como grava y tezontle para transportarlos a la obra del proyecto aéreo”.

El Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero informó que “el activista ya había recibido amenazas constantes, las cuales se intensificaron cuando se adhirió a la Plataforma Organizativa de Pueblos contra el Nuevo Aeropuerto y lo hizo público en una conferencia de prensa”.


Además, la comunidad de Tlalmanalco, hizo denuncias en diversas ocasiones por la sobreexplotación del cerro, la destrucción de vestigios arqueológicos y la desaparición de flora y fauna.

Refirió que en 2007, “la Sociedad Geológica Mexicana dio a conocer en un informe, que la manipulación del cerro del Tenayo implica un importante riesgo para sus habitantes.

“Esto debido a que se trata de un terreno propenso a derrumbes, por lo que recomendaron evitar más construcciones o modificaciones a la ladera original y limitar el tránsito de vehículos pesados en los caminos. Sin embargo las obras no se impidieron”, informó Radiofórmula.

La organización defensora de los Derechos Humanos hizo un enérgico llamado para que las autoridades realicen una investigación imparcial y los responsables materiales e intelectuales reciban las sanciones y condenas correspondientes.

Asesinan a opositor a la construcción del NAICM; recibió un disparo en la cabeza al abrir la puerta de su casa



Jesús Javier Ramos Arreola, opositor a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), fue asesinado el viernes en su domicilio ubicado en Tlalmanalco, Estado de México. 

Según la información difundida por el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, el defensor recibió un disparo en la cabeza al abrir la puerta de su casa.



“El activista, de 59 años de edad, era uno de los opositores a la Mina del Tenayo, proyecto que explota el cerro (del mismo nombre) y extrae materiales rocosos como grava y tezontle para transportarlos a la obra del proyecto aéreo”.

El Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero informó que “el activista ya había recibido amenazas constantes, las cuales se intensificaron cuando se adhirió a la Plataforma Organizativa de Pueblos contra el Nuevo Aeropuerto y lo hizo público en una conferencia de prensa”.


Además, la comunidad de Tlalmanalco, hizo denuncias en diversas ocasiones por la sobreexplotación del cerro, la destrucción de vestigios arqueológicos y la desaparición de flora y fauna.

Refirió que en 2007, “la Sociedad Geológica Mexicana dio a conocer en un informe, que la manipulación del cerro del Tenayo implica un importante riesgo para sus habitantes.

“Esto debido a que se trata de un terreno propenso a derrumbes, por lo que recomendaron evitar más construcciones o modificaciones a la ladera original y limitar el tránsito de vehículos pesados en los caminos. Sin embargo las obras no se impidieron”, informó Radiofórmula.

La organización defensora de los Derechos Humanos hizo un enérgico llamado para que las autoridades realicen una investigación imparcial y los responsables materiales e intelectuales reciban las sanciones y condenas correspondientes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario