El líder de los diputados federales de Morena aseguró que ahora "inicia la salida de la larga noche de violencia, estancamiento económico, pobreza y corrupción" que ha azotado al país.

“Muy tarde ha llegado la disculpa sobre el daño que le generó a la institución presidencial tantos escándalos de corrupción. Nos dejan la casa muy sucia, por más que la pinten de blanco“, denunció el coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, durante su intervención en la Sesión de Congreso General que marcó el inicio de la LXIV Legislatura.



El legislador apuntó que, al revisar el último año de la administración de Enrique Peña Nieto, más allá de las cifras “yo me quedo con el balance que hizo la sociedad el 1 de julio logrando al presidente más votado de la historia: Andrés Manuel López Obrador“.

En respuesta al discurso previo que ofreció la senadora Claudia Ruiz Massieu, Delgado dijo: “O estamos en la noche de los cínicos o parece que aquí hay varios partidos que no entendieron el mensaje, se necesita muy poca vergüenza para decir aquí que por décadas han servido al país, cuando se han servido del país y lo han saqueado.


“Entregan un país en ruinas, la gente se cansó de vivir con miedo, de la violencia creciente, de los muertos que se acumulan, de las extorsiones que se multiplican y del dolor insondable de las familias de los desaparecidos. Es una crisis de derechos humanos sin precedente. Un clamor recorre todo el país: ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia!“.

Añadió que en los comicios del pasado 1 de julio, el pueblo votó por un cambio en la economía. “En las tres últimas décadas, México ha sido el alumno más aplicado de los organismos internacionales: se adelgazó el Estado, se abrió la economía, se hicieron instituciones autónomas, se vulneró la propiedad de los recursos naturales del Estado y seguimos con un crecimiento insuficiente, decepcionante donde se acumulan los pobres y el salario cada vez alcanza para menos”

Indicó que en el gobierno de Enrique Peña Nieto “se consolidó un Estado despilfarrador que cada vez tiene más ingresos y cada vez gasta peor. Mientras que tenemos una cifra récord de endeudamiento público, tenemos la cifra de inversión más baja desde los años cuarenta. El aumento del gasto corriente en excesos y privilegios de una alta burocracia no tuvo moderación alguna”.

Delgado Carrillo denunció que la Reforma Enegética fracasó: “el aumento del gas y los gasolinazos han golpeado a todas las familias mexicanas, tuvimos el aumento de precios más altos en los últimos 15 años y nos han dejado en una vulnerabilidad extrema al tener que importar más del 73 por ciento de la gasolina y el 80 por ciento del gas”.

“No se vale, no se vale tirar la piedra y esconder la mano. El pueblo de México lo sabe, el único partido que votó en contra del gasolinazo es Morena, todo lo demás es hipocresía“.

Añadió que las refinerías están abandonadas, la deuda de Pemex asciende a 100 mil millones de dólares y la plataforma de producción está en los niveles de 1980. “Eso sí, la corrupción de Pemex está intocada y el robo a los combustibles se ha convertido en uno de los más jugosos negocios del crimen organizado”.

Destacó que mientras en varios países las investigaciones han provocado hasta caídas de presidentes, en México “parece que la justicia baila al ritmo de la samba de Odebrecht“.

Anunció que impulsarán la Ley Reglamentaria del artículo 127 constitucional para que nadie gane por encima de lo que gana el Presidente de la República y refrendó que propondrán una Ley de Austeridad de Estado.

“Es tiempo de que sea el Gobierno el que se ajuste el cinturón y ya no las familias mexicanas, no puede haber gobierno rico con pueblo pobre. La austeridad en el gobierno no es un asunto de forma, sino de principios y compromisos con el buen uso de los recursos que con tanto esfuerzo pagan los mexicanos”.

También reiteró que se reformará el artículo 108 constitucional “para romper el pacto de impunidad y que el Presidente de la República en funciones pueda ser juzgado por delitos electorales o por delitos contra la corrupción”.

Indicó que el papel del Congreso dentro de la Cuarta Transformación anunciada por el Presidente electo es constituirse “como un poder soberano y representante auténtico del pueblo y para el pueblo. Donde prevalezca un debate respetuoso, se privilegie la construcción de los acuerdos y se garantice el derecho a disentir (…) Un Congreso soberano que haga efectiva la división de poderes, respetando la Constitución y las Leyes.

“Significa que las Cámaras ejerzan sus facultades de control y en especial la vigilancia de la aplicación de los recursos públicos en todo el país. Significa un Poder Legislativo que dialogue con la sociedad y que respete las diferencias”, apuntó.

El líder de Morena en San Lázaro concluyó que con esa sesión de Congreso General, “inicia la salida de la larga noche de violencia, estancamiento económico, pobreza y corrupción“.

Mario Delgado subrayó que México no será “nunca más un país de feminicidios, nunca más un país donde crímenes como los de Tlatlaya, Atenco, Aguas Blancas, Acteal, la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, queden impunes; nunca más la represión, asesinatos de periodistas, defensores de derechos humanos, ambientalistas; no más crímenes de odio, la justicia a las víctimas no será una asignatura pendiente”.
Fuente: noticiaszmg.com

La Casa Blanca que construyeron este sexenio es un verdadero puerquero, le dicen al PRI y a EPN.



El líder de los diputados federales de Morena aseguró que ahora "inicia la salida de la larga noche de violencia, estancamiento económico, pobreza y corrupción" que ha azotado al país.

“Muy tarde ha llegado la disculpa sobre el daño que le generó a la institución presidencial tantos escándalos de corrupción. Nos dejan la casa muy sucia, por más que la pinten de blanco“, denunció el coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, durante su intervención en la Sesión de Congreso General que marcó el inicio de la LXIV Legislatura.



El legislador apuntó que, al revisar el último año de la administración de Enrique Peña Nieto, más allá de las cifras “yo me quedo con el balance que hizo la sociedad el 1 de julio logrando al presidente más votado de la historia: Andrés Manuel López Obrador“.

En respuesta al discurso previo que ofreció la senadora Claudia Ruiz Massieu, Delgado dijo: “O estamos en la noche de los cínicos o parece que aquí hay varios partidos que no entendieron el mensaje, se necesita muy poca vergüenza para decir aquí que por décadas han servido al país, cuando se han servido del país y lo han saqueado.


“Entregan un país en ruinas, la gente se cansó de vivir con miedo, de la violencia creciente, de los muertos que se acumulan, de las extorsiones que se multiplican y del dolor insondable de las familias de los desaparecidos. Es una crisis de derechos humanos sin precedente. Un clamor recorre todo el país: ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia!“.

Añadió que en los comicios del pasado 1 de julio, el pueblo votó por un cambio en la economía. “En las tres últimas décadas, México ha sido el alumno más aplicado de los organismos internacionales: se adelgazó el Estado, se abrió la economía, se hicieron instituciones autónomas, se vulneró la propiedad de los recursos naturales del Estado y seguimos con un crecimiento insuficiente, decepcionante donde se acumulan los pobres y el salario cada vez alcanza para menos”

Indicó que en el gobierno de Enrique Peña Nieto “se consolidó un Estado despilfarrador que cada vez tiene más ingresos y cada vez gasta peor. Mientras que tenemos una cifra récord de endeudamiento público, tenemos la cifra de inversión más baja desde los años cuarenta. El aumento del gasto corriente en excesos y privilegios de una alta burocracia no tuvo moderación alguna”.

Delgado Carrillo denunció que la Reforma Enegética fracasó: “el aumento del gas y los gasolinazos han golpeado a todas las familias mexicanas, tuvimos el aumento de precios más altos en los últimos 15 años y nos han dejado en una vulnerabilidad extrema al tener que importar más del 73 por ciento de la gasolina y el 80 por ciento del gas”.

“No se vale, no se vale tirar la piedra y esconder la mano. El pueblo de México lo sabe, el único partido que votó en contra del gasolinazo es Morena, todo lo demás es hipocresía“.

Añadió que las refinerías están abandonadas, la deuda de Pemex asciende a 100 mil millones de dólares y la plataforma de producción está en los niveles de 1980. “Eso sí, la corrupción de Pemex está intocada y el robo a los combustibles se ha convertido en uno de los más jugosos negocios del crimen organizado”.

Destacó que mientras en varios países las investigaciones han provocado hasta caídas de presidentes, en México “parece que la justicia baila al ritmo de la samba de Odebrecht“.

Anunció que impulsarán la Ley Reglamentaria del artículo 127 constitucional para que nadie gane por encima de lo que gana el Presidente de la República y refrendó que propondrán una Ley de Austeridad de Estado.

“Es tiempo de que sea el Gobierno el que se ajuste el cinturón y ya no las familias mexicanas, no puede haber gobierno rico con pueblo pobre. La austeridad en el gobierno no es un asunto de forma, sino de principios y compromisos con el buen uso de los recursos que con tanto esfuerzo pagan los mexicanos”.

También reiteró que se reformará el artículo 108 constitucional “para romper el pacto de impunidad y que el Presidente de la República en funciones pueda ser juzgado por delitos electorales o por delitos contra la corrupción”.

Indicó que el papel del Congreso dentro de la Cuarta Transformación anunciada por el Presidente electo es constituirse “como un poder soberano y representante auténtico del pueblo y para el pueblo. Donde prevalezca un debate respetuoso, se privilegie la construcción de los acuerdos y se garantice el derecho a disentir (…) Un Congreso soberano que haga efectiva la división de poderes, respetando la Constitución y las Leyes.

“Significa que las Cámaras ejerzan sus facultades de control y en especial la vigilancia de la aplicación de los recursos públicos en todo el país. Significa un Poder Legislativo que dialogue con la sociedad y que respete las diferencias”, apuntó.

El líder de Morena en San Lázaro concluyó que con esa sesión de Congreso General, “inicia la salida de la larga noche de violencia, estancamiento económico, pobreza y corrupción“.

Mario Delgado subrayó que México no será “nunca más un país de feminicidios, nunca más un país donde crímenes como los de Tlatlaya, Atenco, Aguas Blancas, Acteal, la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, queden impunes; nunca más la represión, asesinatos de periodistas, defensores de derechos humanos, ambientalistas; no más crímenes de odio, la justicia a las víctimas no será una asignatura pendiente”.
Fuente: noticiaszmg.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario