PUEBLA.- Por negligencia médica en el Hospital General de Zona 20 “La Margarita” del IMSS, el paciente José Luis G., se encuentra en estado grave de salud. El pasado viernes desarrolló una lesión cerebral e hinchazón en todo el cuerpo debido a que le realizaron un mal procedimiento del aspirado de agua en los riñones, problema que tiene desde el mes pasado.



En diciembre se complicó la situación de salud del paciente de 63 años de edad, quien acudió al IMSS por complicaciones en los riñones, por lo que le tuvieron que extirpar este órgano y su evolución médica fue favorable hasta que el pasado 4 de febrero ingresó nuevamente al hospital debido a un cuadro de anemia.

Cuando le comenzaron a tratar este padecimiento le detectaron que tenía agua en el pulmón, por lo que comenzó con un nuevo tratamiento para extraerle el líquido y se mantenía estable, contó a El Sol de Puebla su familiar Carlos Arturo Torres.


Sin embargo, la madrugada del sábado pasado, denunció el afectado, una enfermera –de quien no tienen el nombre- le realizaba el proceso de drenado de agua, pero en lugar de conectarlo al canal de aspirado lo hizo al de oxígeno, por lo que el paciente de manera inmediata –contó- “comenzó a inflarse”.

Esta práctica errónea le provocó, además de la hinchazón en todo el cuerpo, un paro cardiorrespiratorio y, debido a que los médicos tardaron alrededor de 20 minutos en reanimarlo – según la versión del afectado-, el paciente desarrolló una lesión cerebral.

Ahora, José Luis G. está en estado grave de salud, pues todo el proceso se complicó ya que debido a la misma hinchazón es imposible tocar su piel, además de que se mantiene con la lesión cerebral. Por su parte, el IMSS dio a conocer, a través del área de Comunicación Social, que hasta el momento saben que hubo complicaciones en el procedimiento y con el equipo, ya que al momento de colocar los tubos hubo una infiltración de aire, lo que ocasionó el problema; sin embargo, sigue el análisis del expediente clínico del paciente.

Aunque solicitaron el nombre de la enfermera, a la fecha no lo han obtenido; sin embargo, Carlos Arturo Torres, dio a conocer que ya presentaron una queja en el área de recursos humanos con el número de folio 26, e iniciarán un procedimiento interno en el Tribunal Federal de Justicia Administrativa del IMSS para dar seguimiento a la negligencia.
Fuente: El Sol de Puebla
Foto: El Sol de Puebla

Ingresa al IMSS por agua en pulmones y termina con lesión cerebral



PUEBLA.- Por negligencia médica en el Hospital General de Zona 20 “La Margarita” del IMSS, el paciente José Luis G., se encuentra en estado grave de salud. El pasado viernes desarrolló una lesión cerebral e hinchazón en todo el cuerpo debido a que le realizaron un mal procedimiento del aspirado de agua en los riñones, problema que tiene desde el mes pasado.



En diciembre se complicó la situación de salud del paciente de 63 años de edad, quien acudió al IMSS por complicaciones en los riñones, por lo que le tuvieron que extirpar este órgano y su evolución médica fue favorable hasta que el pasado 4 de febrero ingresó nuevamente al hospital debido a un cuadro de anemia.

Cuando le comenzaron a tratar este padecimiento le detectaron que tenía agua en el pulmón, por lo que comenzó con un nuevo tratamiento para extraerle el líquido y se mantenía estable, contó a El Sol de Puebla su familiar Carlos Arturo Torres.


Sin embargo, la madrugada del sábado pasado, denunció el afectado, una enfermera –de quien no tienen el nombre- le realizaba el proceso de drenado de agua, pero en lugar de conectarlo al canal de aspirado lo hizo al de oxígeno, por lo que el paciente de manera inmediata –contó- “comenzó a inflarse”.

Esta práctica errónea le provocó, además de la hinchazón en todo el cuerpo, un paro cardiorrespiratorio y, debido a que los médicos tardaron alrededor de 20 minutos en reanimarlo – según la versión del afectado-, el paciente desarrolló una lesión cerebral.

Ahora, José Luis G. está en estado grave de salud, pues todo el proceso se complicó ya que debido a la misma hinchazón es imposible tocar su piel, además de que se mantiene con la lesión cerebral. Por su parte, el IMSS dio a conocer, a través del área de Comunicación Social, que hasta el momento saben que hubo complicaciones en el procedimiento y con el equipo, ya que al momento de colocar los tubos hubo una infiltración de aire, lo que ocasionó el problema; sin embargo, sigue el análisis del expediente clínico del paciente.

Aunque solicitaron el nombre de la enfermera, a la fecha no lo han obtenido; sin embargo, Carlos Arturo Torres, dio a conocer que ya presentaron una queja en el área de recursos humanos con el número de folio 26, e iniciarán un procedimiento interno en el Tribunal Federal de Justicia Administrativa del IMSS para dar seguimiento a la negligencia.
Fuente: El Sol de Puebla
Foto: El Sol de Puebla

No hay comentarios.:

Publicar un comentario