Las más grandes maniobras militares rusas desde el año 1981 empiezan el martes que el Extremo Oriente de Rusia se enfrentara a las costas de Japón y Alaska (EE.UU.) las cuales duraran 2 etapas, hasta el 17 de septiembre que llevan el nombre de Vostok 2018 (Oriente 2018) que constituyen una vuelta más en la escalada militarista rusa luego de las polémicas maniobras Zapad 2017 (Occidente 2017) del año pasado y el anuncio de la entrada en servicio de nuevas armas nucleares invencibles el pasado marzo. Vladimir Putin, el mandatario ruso tiene planeado ir a los ejercicio una vez más a la exhibición de musculo como argumento en medio de las tensiones cada vez más pronunciadas con Occidente.



Dylan White, portavoz de la OTAN, sostuvo que hace unos días que la agencia rusa TASS que la
contempla las maniobras Vostok-2018 como la preparación de las tropas rusas para un conflicto a gran escala y encaja con el patrón que venimos observando desde hace tiempo: Rusia reafirmada con su presupuesto de defensa y presencia militar.

En la Guerra Fría de 1981, la Unión Soviética llevo a cabo unas maniobras militares sin precedentes con el objetivo de intimidar al recién llegado a la Casa Blanca, Ronald Reagan y lanzar una fuerte advertencia a la OTAN.

Ensayo en las fronteras

Luego de 37 años, Putin intimidado por las sanciones de Occidente y convencido que la fuerza bélica es su única baza y por ende recurre al mismo método con un despliegue militar superior al de 1981. De acuerdo con el general ruso, Valeri Guerasimov, las maniobras Vostok-2018 puede considerarse comparables a las Zapad-1981 en cuanto al número de efectivos y cantidad de armamentos, sin embargo la superficie de territorio que abarca es mucho mayor.


Los ejercicios discurrirán en 11 provincias repúblicas autónomas que constituyen la Región Militar Oriental. Este distrito militar ruso tiene frontera con Corea del Norte, China y Mongolia que en conjunto ocupa una superficie equivalente a más de la mitad de la Unión Europea.

La aviación actuara en cuatro polígonos de tiro y las tropas de tierra en cinco. De esos nueve campos de maniobras de momento solo se conoce la localización de uno, el de Tsugol emplazado muy cerca del punto en donde confluyen las fronteras de China, Mongolia y Rusia. Estos dos últimos países tomaran parte con sus tropas en el operativo y será precisamente en Tsugol donde realizaran los ensayos junto con los colegas rusos.

Serguei Shoigu, el ministro de Defensa ruso, recalco la cifra total de efectivos que corresponde a 297.000 hombres mayor que los 100.000 de 1981. Se utilizarían 36.00 tanques más 1.000 aviones y helicópteros y 80 navíos de guerra. Llegarían a unos 3.000 militares más 1.000 aviones y helicópteros además de 80 anfibios de guerra.

Observadores de la OTAN

Valeri Guerasimov, es el general que sostuvo las tareas a llevar a cabo en las maniobras: como comprobar la capacidad de dirigir, organizar y desplazar en el menor tiempo posible al contingente de tropas ensayar bombardeos aéreos masivos, ensayar la capacidad de destruir portaviones y escuadras enteras y acciones defensivas de las tropas de tierra ante una potencial invasión, ejercicios de adiestramiento que bien podrían servir para una eventual defensa de Corea del Norte ante un ataque exterior.

En cuanto al año pasado en las Zapad-2018 esta vez han sido invitados los observadores de la OTAN, tal y como se establece el Documento de Viena de la OSCE de 2011, cuando el número de efectivos supera los 13.000. Otros de los invitados serían los periodistas extranjeros, el general señalo que no está dirigido contra otros países, sino que es en carácter defensivo.
Con información de Noticias Proféticas y RT en Español.

Alerta Mundial: Rusia despliega su poderío militar en Europa y la ONU enciende la alarma



Las más grandes maniobras militares rusas desde el año 1981 empiezan el martes que el Extremo Oriente de Rusia se enfrentara a las costas de Japón y Alaska (EE.UU.) las cuales duraran 2 etapas, hasta el 17 de septiembre que llevan el nombre de Vostok 2018 (Oriente 2018) que constituyen una vuelta más en la escalada militarista rusa luego de las polémicas maniobras Zapad 2017 (Occidente 2017) del año pasado y el anuncio de la entrada en servicio de nuevas armas nucleares invencibles el pasado marzo. Vladimir Putin, el mandatario ruso tiene planeado ir a los ejercicio una vez más a la exhibición de musculo como argumento en medio de las tensiones cada vez más pronunciadas con Occidente.



Dylan White, portavoz de la OTAN, sostuvo que hace unos días que la agencia rusa TASS que la
contempla las maniobras Vostok-2018 como la preparación de las tropas rusas para un conflicto a gran escala y encaja con el patrón que venimos observando desde hace tiempo: Rusia reafirmada con su presupuesto de defensa y presencia militar.

En la Guerra Fría de 1981, la Unión Soviética llevo a cabo unas maniobras militares sin precedentes con el objetivo de intimidar al recién llegado a la Casa Blanca, Ronald Reagan y lanzar una fuerte advertencia a la OTAN.

Ensayo en las fronteras

Luego de 37 años, Putin intimidado por las sanciones de Occidente y convencido que la fuerza bélica es su única baza y por ende recurre al mismo método con un despliegue militar superior al de 1981. De acuerdo con el general ruso, Valeri Guerasimov, las maniobras Vostok-2018 puede considerarse comparables a las Zapad-1981 en cuanto al número de efectivos y cantidad de armamentos, sin embargo la superficie de territorio que abarca es mucho mayor.


Los ejercicios discurrirán en 11 provincias repúblicas autónomas que constituyen la Región Militar Oriental. Este distrito militar ruso tiene frontera con Corea del Norte, China y Mongolia que en conjunto ocupa una superficie equivalente a más de la mitad de la Unión Europea.

La aviación actuara en cuatro polígonos de tiro y las tropas de tierra en cinco. De esos nueve campos de maniobras de momento solo se conoce la localización de uno, el de Tsugol emplazado muy cerca del punto en donde confluyen las fronteras de China, Mongolia y Rusia. Estos dos últimos países tomaran parte con sus tropas en el operativo y será precisamente en Tsugol donde realizaran los ensayos junto con los colegas rusos.

Serguei Shoigu, el ministro de Defensa ruso, recalco la cifra total de efectivos que corresponde a 297.000 hombres mayor que los 100.000 de 1981. Se utilizarían 36.00 tanques más 1.000 aviones y helicópteros y 80 navíos de guerra. Llegarían a unos 3.000 militares más 1.000 aviones y helicópteros además de 80 anfibios de guerra.

Observadores de la OTAN

Valeri Guerasimov, es el general que sostuvo las tareas a llevar a cabo en las maniobras: como comprobar la capacidad de dirigir, organizar y desplazar en el menor tiempo posible al contingente de tropas ensayar bombardeos aéreos masivos, ensayar la capacidad de destruir portaviones y escuadras enteras y acciones defensivas de las tropas de tierra ante una potencial invasión, ejercicios de adiestramiento que bien podrían servir para una eventual defensa de Corea del Norte ante un ataque exterior.

En cuanto al año pasado en las Zapad-2018 esta vez han sido invitados los observadores de la OTAN, tal y como se establece el Documento de Viena de la OSCE de 2011, cuando el número de efectivos supera los 13.000. Otros de los invitados serían los periodistas extranjeros, el general señalo que no está dirigido contra otros países, sino que es en carácter defensivo.
Con información de Noticias Proféticas y RT en Español.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario