Uno de los grandes males que aquejan a la política de este país –además de esta por sí misma- es el nepotismo. Funcionarios, legisladores y jueces aprovechan el poder que les dan sus cargos para integrar a cuanto familiar puedan a puestos gubernamentales, sin importar si tienen los méritos o la capacidad para desempeñar estas funciones.



Un ejemplo reciente que ejemplifica este problema es el del priista Manlio Fabio Beltrones. Antiguo legislador, exdirigente de su partido –el PRI- y exgobernador de Sonora; uno de los hombres más influyentes en la política nacional durante los últimos años, logró colocar a su hija en la contienda electoral de este año.

Sylvana Beltrones, de 36 años, contendió por un puesto en el Senado representando al estado de Sonora. Sin embargo, perdió las elecciones con la formula encabezada por la periodista Lily Téllez, que representó a Morena. A pesar de la derrota, a la hija de Manlio le fue otorgado un escaño por el principio de ‘primera minoría’, por alcanzar un porcentaje mínimo para ello.


Debido a esta situación, el día de ayer se presentó en las instalaciones del Senado de la República a rendir protesta para acceder al cargo. Uno de sus compañeros en la sección de la bancada priista en la cámara es ni más ni menos que Miguel Ángel Osorio Chong. Las imágenes de Beltrones en la ceremonia han causado una serie de comentarios negativos en las redes.

La mayoría de los usuarios que se han quejado al respecto, señalan que el mayor mérito de Sylvana Beltrones para tener un lugar como legisladora es ser hija de uno de los priistas más influyentes. La ahora senadora tenía un negocio de cupcakes en 2009; a partir de entonces desarrolló una meteórica carrera dentro del PRI de Sonora.
Con información de: PROCESO

Redes se indignan ante la llegada al Senado de hija de Beltrones, sin haber ganado elección



Uno de los grandes males que aquejan a la política de este país –además de esta por sí misma- es el nepotismo. Funcionarios, legisladores y jueces aprovechan el poder que les dan sus cargos para integrar a cuanto familiar puedan a puestos gubernamentales, sin importar si tienen los méritos o la capacidad para desempeñar estas funciones.



Un ejemplo reciente que ejemplifica este problema es el del priista Manlio Fabio Beltrones. Antiguo legislador, exdirigente de su partido –el PRI- y exgobernador de Sonora; uno de los hombres más influyentes en la política nacional durante los últimos años, logró colocar a su hija en la contienda electoral de este año.

Sylvana Beltrones, de 36 años, contendió por un puesto en el Senado representando al estado de Sonora. Sin embargo, perdió las elecciones con la formula encabezada por la periodista Lily Téllez, que representó a Morena. A pesar de la derrota, a la hija de Manlio le fue otorgado un escaño por el principio de ‘primera minoría’, por alcanzar un porcentaje mínimo para ello.


Debido a esta situación, el día de ayer se presentó en las instalaciones del Senado de la República a rendir protesta para acceder al cargo. Uno de sus compañeros en la sección de la bancada priista en la cámara es ni más ni menos que Miguel Ángel Osorio Chong. Las imágenes de Beltrones en la ceremonia han causado una serie de comentarios negativos en las redes.

La mayoría de los usuarios que se han quejado al respecto, señalan que el mayor mérito de Sylvana Beltrones para tener un lugar como legisladora es ser hija de uno de los priistas más influyentes. La ahora senadora tenía un negocio de cupcakes en 2009; a partir de entonces desarrolló una meteórica carrera dentro del PRI de Sonora.
Con información de: PROCESO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario