La policía civil de Pernambuco (PCPE) proseguía, a principios de la tarde de este jueves, el técnico de informática Alexandre Silva de Souza, de 31 años, sospechoso de practicar violaciones en mujeres en el país Olinda, en la Región Metropolitana de Recife (RMR).

Las víctimas eran elegidas a través de internet, ponían un anuncio en el que se solicitaba el empleo. En el interrogatorio, Alexandre afirmó a la policía haber practicado al menos 13 violaciones utilizando ese método, de los cuales siete tuvieron boletines de ocurrencia abiertos en comisarías de la ciudad en un período de cinco meses.



Según el delegado Eronides Meneses, titular de la Comisaría de Peixinhos, Alexandre es ex presidiario y tenía tres antecedentes penales desde 2007. Él ya había sido arrestado dos veces por violación, atentado violento al pudor y robo, con penas que suman 38 años.

El sospechoso había huido de la Penitenciaría Agrícola de Itamaracá, en la RMR, en marzo de 2017.
Ahora el técnico de informática será llevado al Centro de Observación y Triage Profesor Everardo Luna (Cotel). Alexandre, que vive en Peixinhos, está casado y tiene dos hijos. La esposa desconocía las violaciones y tuvo una crisis nerviosa al saber de la prisión de su marido.


Después de la fuga, el primer Boletín de Ocurrencia fue registrado el 5 de octubre de 2017, por una violación cometida en el Complejo de Salgadinho. Otras seis violaciones fueron practicadas por él en los últimos cinco meses: otro en Salgadinho, cuatro más en Peixinhos y uno en el barrio de Sapucaia, todos en Olinda.

Según el delegado, el sospechoso se ponía en contacto con el sitio de ventas de OLX detrás de las víctimas que ofrecían servicios. "No tenía ningún específico, él entraba en contacto con innumerables hasta que alguien topar", explicó.

"Una de las víctimas asistió a la comisaría para hacer el retrato hablado e iniciamos las investigaciones. El sistema de inteligencia de la policía cerró el cerco y, a través de una denuncia anónima celebrada hoy, llegamos al lugar donde estaba", dijo.

Los tatuajes ayudaron a identificar a Alejandro. Son dos en el muslo izquierdo, uno en el muslo derecho, uno en el pie izquierdo y otro en el brazo izquierdo. Un número de celular con el que Alexandre entraba en contacto con todas las víctimas también contribuyó a las investigaciones.

"Él siempre marcaba cerca de su casa e iba bien vestido o contrataba un servicio de transporte por aplicación, informaba a las víctimas que era su conductor y descendía cerca de la mata, donde él decía que vivía cerca, entonces él siempre envolvía bien para convencer que era una vacante de empleo legítima ", añadió el delegado.

En el caso más reciente La violación más reciente ocurrió el pasado lunes, en un matagal en el Complejo de Salgadinho. Al presentarse como policía civil, el sospechoso entró en contacto a través del sitio con una mujer de 30 años que trabaja como cuidadora de niños.

Los dos marcaron de encontrarse en la calle del Sol, en el área Central de Recife, para acertar los detalles de la prestación de servicio. Se identificó como Alexsandro y dijo que necesitaba ayuda para cuidar a su hija, una niña de 5 años. Por teléfono, el hombre todavía llegó a colocar a un niño para hablar con la cuidadora.

Después del encuentro, alrededor de las 18:00, tomaron un autobús en la calle del sol y siguieron en el sentido Olinda, donde sería la casa que la mujer iba a trabajar. Ellos bajaron en una parada del Centro Musical de Olinda, en el Complejo de Salgadinho, y el hombre habría arrastrado a la víctima hacia el matadero, detrás del Memorial Arcorverde. Allí, él cometió la violación. Después, él pidió que la víctima colocara la ropa y se fuera. Después de cinco minutos inmóvil, la mujer fue a la pista y pidió ayuda.

Una señora hizo el socorro y llevó a la víctima a la Comisaría del Varadero. En la comisaría, la víctima fue informada de que en la Comisaría de Peixinhos, también en Olinda, otras personas denunciaron recientemente abusos parecidos. En los demás casos, el hombre se presentó como Alejandro. Por la semejanza en el nombre, forma del enfoque - a través de anuncios en el sitio de ventas - y características, los agentes creyeron si se ocupan del mismo sospechoso.

Respuesta de OLX integrada: "OLX informa que repudia y lamenta profundamente este hecho. Desgraciadamente, las herramientas que se crean para ayudar en el desarrollo social del país se convierten, eventualmente, en un lugar para acciones realizadas por terceros de mala índole, como en el caso relatado. Esta actitud va en contra de todos los valores que la OLX cree y defiende. La OLX se solidariza con las víctimas e informa que ha colaborado con las autoridades en las investigaciones.
Con información de Agencias

Sujeto viola a más de una docena de mujeres, las contactaba por las redes sociales ofreciéndoles trabajo



La policía civil de Pernambuco (PCPE) proseguía, a principios de la tarde de este jueves, el técnico de informática Alexandre Silva de Souza, de 31 años, sospechoso de practicar violaciones en mujeres en el país Olinda, en la Región Metropolitana de Recife (RMR).

Las víctimas eran elegidas a través de internet, ponían un anuncio en el que se solicitaba el empleo. En el interrogatorio, Alexandre afirmó a la policía haber practicado al menos 13 violaciones utilizando ese método, de los cuales siete tuvieron boletines de ocurrencia abiertos en comisarías de la ciudad en un período de cinco meses.



Según el delegado Eronides Meneses, titular de la Comisaría de Peixinhos, Alexandre es ex presidiario y tenía tres antecedentes penales desde 2007. Él ya había sido arrestado dos veces por violación, atentado violento al pudor y robo, con penas que suman 38 años.

El sospechoso había huido de la Penitenciaría Agrícola de Itamaracá, en la RMR, en marzo de 2017.
Ahora el técnico de informática será llevado al Centro de Observación y Triage Profesor Everardo Luna (Cotel). Alexandre, que vive en Peixinhos, está casado y tiene dos hijos. La esposa desconocía las violaciones y tuvo una crisis nerviosa al saber de la prisión de su marido.


Después de la fuga, el primer Boletín de Ocurrencia fue registrado el 5 de octubre de 2017, por una violación cometida en el Complejo de Salgadinho. Otras seis violaciones fueron practicadas por él en los últimos cinco meses: otro en Salgadinho, cuatro más en Peixinhos y uno en el barrio de Sapucaia, todos en Olinda.

Según el delegado, el sospechoso se ponía en contacto con el sitio de ventas de OLX detrás de las víctimas que ofrecían servicios. "No tenía ningún específico, él entraba en contacto con innumerables hasta que alguien topar", explicó.

"Una de las víctimas asistió a la comisaría para hacer el retrato hablado e iniciamos las investigaciones. El sistema de inteligencia de la policía cerró el cerco y, a través de una denuncia anónima celebrada hoy, llegamos al lugar donde estaba", dijo.

Los tatuajes ayudaron a identificar a Alejandro. Son dos en el muslo izquierdo, uno en el muslo derecho, uno en el pie izquierdo y otro en el brazo izquierdo. Un número de celular con el que Alexandre entraba en contacto con todas las víctimas también contribuyó a las investigaciones.

"Él siempre marcaba cerca de su casa e iba bien vestido o contrataba un servicio de transporte por aplicación, informaba a las víctimas que era su conductor y descendía cerca de la mata, donde él decía que vivía cerca, entonces él siempre envolvía bien para convencer que era una vacante de empleo legítima ", añadió el delegado.

En el caso más reciente La violación más reciente ocurrió el pasado lunes, en un matagal en el Complejo de Salgadinho. Al presentarse como policía civil, el sospechoso entró en contacto a través del sitio con una mujer de 30 años que trabaja como cuidadora de niños.

Los dos marcaron de encontrarse en la calle del Sol, en el área Central de Recife, para acertar los detalles de la prestación de servicio. Se identificó como Alexsandro y dijo que necesitaba ayuda para cuidar a su hija, una niña de 5 años. Por teléfono, el hombre todavía llegó a colocar a un niño para hablar con la cuidadora.

Después del encuentro, alrededor de las 18:00, tomaron un autobús en la calle del sol y siguieron en el sentido Olinda, donde sería la casa que la mujer iba a trabajar. Ellos bajaron en una parada del Centro Musical de Olinda, en el Complejo de Salgadinho, y el hombre habría arrastrado a la víctima hacia el matadero, detrás del Memorial Arcorverde. Allí, él cometió la violación. Después, él pidió que la víctima colocara la ropa y se fuera. Después de cinco minutos inmóvil, la mujer fue a la pista y pidió ayuda.

Una señora hizo el socorro y llevó a la víctima a la Comisaría del Varadero. En la comisaría, la víctima fue informada de que en la Comisaría de Peixinhos, también en Olinda, otras personas denunciaron recientemente abusos parecidos. En los demás casos, el hombre se presentó como Alejandro. Por la semejanza en el nombre, forma del enfoque - a través de anuncios en el sitio de ventas - y características, los agentes creyeron si se ocupan del mismo sospechoso.

Respuesta de OLX integrada: "OLX informa que repudia y lamenta profundamente este hecho. Desgraciadamente, las herramientas que se crean para ayudar en el desarrollo social del país se convierten, eventualmente, en un lugar para acciones realizadas por terceros de mala índole, como en el caso relatado. Esta actitud va en contra de todos los valores que la OLX cree y defiende. La OLX se solidariza con las víctimas e informa que ha colaborado con las autoridades en las investigaciones.
Con información de Agencias

No hay comentarios.:

Publicar un comentario