El grupo guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Liberación Popular (FAR-LP) amagó con accionar en caso de que la oligarquía y los poderes fácticos realicen un fraude electoral en las elecciones del 1 de julio.

En un comunicado, el grupo señaló que sus integrantes ven con reserva los comicios.

Destacó que la ciudadanía creyó en en las elecciones en 1988 y 2016, cuando, dijo, el gobierno se burló de la voluntad popular y los candidatos despojados del triunfo, Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador, no supieron defenderlo.



Las FAR-LP indicaron que hoy la historia amenaza con repetirse, ya que el pueblo está desbordado a favor de López Obrador porque promete un cambio verdadero.

Sin embargo, señalaron que no advierten la organización que se requiere para defender el triunfo en caso de un fraude electoral.

"Los partidos que impulsan esa candidatura han puesto más empeño en disputarse las candidaturas que en organizar al pueblo", refirieron.



Las FAR-LP sostuvieron que no ven en el discurso de las campañas el castigo a los responsables de las masacres de Tlatlaya, El Charco, Aguas Blancas, el compromiso de decir la verdad sobre Ayotzinapa, ni los casos de cientos de luchadores sociales asesinados o desaparecidos.

El grupo guerrillero indicó que no descalifica la lucha electoral, pero sí se deslinda de la que se da en las condiciones de corromper la voluntad popular con la compra de votos mediante dinero, despensas, láminas de cartón o tinacos.

Según el grupo guerrillero que hizo su primera aparición pública en 2013 en la Sierra de Guerrero, esta organización está creciendo a pesar de la presencia de las agrupaciones del crimen organizado.
Con información de Reforma.

Guerrilleros amenazan con una REVOLUCIÓN si hay fraude electoral




El grupo guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Liberación Popular (FAR-LP) amagó con accionar en caso de que la oligarquía y los poderes fácticos realicen un fraude electoral en las elecciones del 1 de julio.

En un comunicado, el grupo señaló que sus integrantes ven con reserva los comicios.

Destacó que la ciudadanía creyó en en las elecciones en 1988 y 2016, cuando, dijo, el gobierno se burló de la voluntad popular y los candidatos despojados del triunfo, Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador, no supieron defenderlo.



Las FAR-LP indicaron que hoy la historia amenaza con repetirse, ya que el pueblo está desbordado a favor de López Obrador porque promete un cambio verdadero.

Sin embargo, señalaron que no advierten la organización que se requiere para defender el triunfo en caso de un fraude electoral.

"Los partidos que impulsan esa candidatura han puesto más empeño en disputarse las candidaturas que en organizar al pueblo", refirieron.



Las FAR-LP sostuvieron que no ven en el discurso de las campañas el castigo a los responsables de las masacres de Tlatlaya, El Charco, Aguas Blancas, el compromiso de decir la verdad sobre Ayotzinapa, ni los casos de cientos de luchadores sociales asesinados o desaparecidos.

El grupo guerrillero indicó que no descalifica la lucha electoral, pero sí se deslinda de la que se da en las condiciones de corromper la voluntad popular con la compra de votos mediante dinero, despensas, láminas de cartón o tinacos.

Según el grupo guerrillero que hizo su primera aparición pública en 2013 en la Sierra de Guerrero, esta organización está creciendo a pesar de la presencia de las agrupaciones del crimen organizado.
Con información de Reforma.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario