La crisis económica que atraviesa el país y la depreciación del peso frente al dólar sigue sin cimbrar el gasto público de la clase política de México.


Prueba de ello, son los legisladores de la Cámara de Diputados, quienes son sinónimo de derroche y lujos. Y es que por concepto de Seguro de Gastos Médicos Mayores se desembolsaron casi 400 millones de pesos en seis años para los 500 representantes de San Lázaro, de acuerdo con información Legislativa obtenida por Publimetro vía transparencia.


Las pólizas blindan a los diputados federales ante cualquier accidente, enfermedad o inconveniente que pueda sucederles durante su cargo, incluso cubre a sus cónyuges, hijos menores de edad y padres. 

Mensualmente se consumieron del erario 4 millones 321 mil 428 pesos, donde la mayoría de los seguros están a cargo del Grupo Nacional Provincial (GNP). El seguro también cubre enfermedades como diabetes, cáncer y várices, tratamientos de inhalo terapia, radioterapia, medicina hiperbárica, fisioterapia, cirugía de nariz, de hernias, circuncisión y corrección visual.

Así como se establece una habitación privada estándar hasta por 3 mil pesos mensuales y una cama extra para un acompañante mientras el asegurado esté hospitalizado, por si fuera poco, se cubren también los medicamentos prescritos adquiridos dentro o fuera del hospital.



Innecesario y costoso. El entonces presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva renunció a esta prestación de manera irrevocable en 2015, bajo el argumento de máxima austeridad.

Incluso, se pronunció porque los 160 millones de pesos anuales que implica esa prestación para los diputados federales fueran empleados para reforzar los sistemas de salud destinados al grueso de la población.


Sin embargo, la promesa se quedó en el aire, ya que, hasta la fecha ni los legisladores del PRD, Movimiento Ciudadano, el PRI o el PAN han renunciado a este privilegio que brinda la cámara baja. 

Diputados gastan 363 mdp en un seguro médico VIP


La crisis económica que atraviesa el país y la depreciación del peso frente al dólar sigue sin cimbrar el gasto público de la clase política de México.


Prueba de ello, son los legisladores de la Cámara de Diputados, quienes son sinónimo de derroche y lujos. Y es que por concepto de Seguro de Gastos Médicos Mayores se desembolsaron casi 400 millones de pesos en seis años para los 500 representantes de San Lázaro, de acuerdo con información Legislativa obtenida por Publimetro vía transparencia.


Las pólizas blindan a los diputados federales ante cualquier accidente, enfermedad o inconveniente que pueda sucederles durante su cargo, incluso cubre a sus cónyuges, hijos menores de edad y padres. 

Mensualmente se consumieron del erario 4 millones 321 mil 428 pesos, donde la mayoría de los seguros están a cargo del Grupo Nacional Provincial (GNP). El seguro también cubre enfermedades como diabetes, cáncer y várices, tratamientos de inhalo terapia, radioterapia, medicina hiperbárica, fisioterapia, cirugía de nariz, de hernias, circuncisión y corrección visual.

Así como se establece una habitación privada estándar hasta por 3 mil pesos mensuales y una cama extra para un acompañante mientras el asegurado esté hospitalizado, por si fuera poco, se cubren también los medicamentos prescritos adquiridos dentro o fuera del hospital.



Innecesario y costoso. El entonces presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva renunció a esta prestación de manera irrevocable en 2015, bajo el argumento de máxima austeridad.

Incluso, se pronunció porque los 160 millones de pesos anuales que implica esa prestación para los diputados federales fueran empleados para reforzar los sistemas de salud destinados al grueso de la población.


Sin embargo, la promesa se quedó en el aire, ya que, hasta la fecha ni los legisladores del PRD, Movimiento Ciudadano, el PRI o el PAN han renunciado a este privilegio que brinda la cámara baja. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario